...::; a:Ditoday ;::...

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Decansen en paz los sindicatos

Correo electrónico Imprimir PDF
Índice de Artículos
Decansen en paz los sindicatos
Comentarios anteriores
Todas las páginas
opinion5 1Hace tiempo que los sindicatos, empapados en subvenciones millonarias, se han convertido en pesebristas del poder y han olvidado su fin principal y su verdadera razón de existir, que no es otra que la defensa del trabajador ante los abusos de la patronal, y la mediación entre esta y el Gobierno a la hora de legislar.

Hablamos de unos sindicatos que soportaron décadas de clandestinidad; unos sindicatos cuyos líderes -quien no recuerda a Marcelino Camacho, a Nicolás Redondo- se dejaron la piel y los años en las cárceles franquistas y que las nuevas generaciones no han sabido ni querido mantener el espíritu de lucha de aquellos hombres, y mucho menos honrarlos y respetar y mantener todo aquello que tanto trabajo costó conseguir.

En diciembre de 1988 unos sindicatos más cercanos políticamente al Psoe que los actuales, pero mucho menos corrompidos, le convocaron una exitosa huelga general al gobierno socialista de Felipe González; luego vendrían otras dos en el 92 y en el 94. Aún había arrestos y se pensaba en el trabajador, se hacían las cosas cuando había que hacerlas, se luchaba.

Los trabajadores nunca hemos estado peor defendidos que ahora. Veinte años después no queda de aquel espíritu más que unas siglas vacías y unos líderes apoltronados y vendidos al poder. En plena crisis, con cuatro millones de parados y un gobierno que mira hacia otro lado esperando no se sabe si a los Reyes Magos o a la segunda venida de Jesucristo y sus milagros, los sindicatos han tardado más de dos años en reaccionar, y solo lo han hecho cuando suenan de fondo los tambores del recorte de sus subvenciones. La excusa para convocar una huelga general que llega tarde ha sido la reforma laboral anunciada por Zapatero; una excusa imposible de creer desde el momento en que se convoca para dentro de tres meses, cuando el decreto ley llevará aprobado al menos dos. Una huelga general tan necesaria hace un año como sin sentido en septiembre.

La patronal defiende el despido libre, que es hacia donde vamos poco a poco ante la falta de oposición de los sindicatos; con cada modificación de la ley se añade una rebaja a las indemnizaciones, de manera que ya resulta prácticamente gratis despedir al trabajador que no se doblega ante los abusos del empresario. Cualquiera que haya sido empleado sabe de lo que hablo: Exceso de horas que no se pagan, trabajos que no corresponden a la categoría, contratos que tampoco, nóminas falsas que no se cobran en su totalidad, pagas extra que nunca llegan, incumplimiento de normas de seguridad...

En cuanto a lo nuestro, ¿Cómo afronta una huelga general un quiosquero? Porque no lo olvidemos, para el Estado ni somos trabajadores ni empresarios, somos unos parias con las obligaciones de ambos y los derechos de ninguno, que sostienen el país con sus impuestos y su trabajo, sin límite de horas ni festivos ni vacaciones, pagando siempre sin que importe si ganamos o perdemos, si nuestro negocio va bien o va mal. Lo prudente, estemos a favor o no de la huelga, sería cerrar y evitar que algún imbécil le plante fuego a nuestro negocio. Lo lógico sería abrir, ya que la reforma laboral ni nos va ni nos viene; y lo que nos pide el cuerpo, al menos a mí, es salir ese día a la calle a gritar no solo en contra del Gobierno, sino también de los podridos sindicatos, de la patronal y de la madre que los parió a todos.

 



El video

EUROmodul stand TRANSFORMER 7 Abril 2013 Video Portada
EUROmodul stand TRANSFORMER
Leer más 0 Comentarios 4857 Lecturas
 
 

Lo que se comenta...

 

Regístrate en a:Ditoday

a:Ditoday

 

Regístrateen a:Ditoday y tendrás acceso al resto de secciones:

 

  • Foros exclusivos
  • Noticias adicionales
  • Participación en encuestas
  • Acceso a bases de datos

 

Para registrarte en a:Ditoday tan sólo necesitas una cuenta de e-mail válida.

 

Ya nos sigues?También puedes seguirnos en Twitter, en FaceBook y en Google +1